Tras celebrarse las pasadas elecciones locales de Torrejón de Ardoz, Pedro Rollán, proclamado Alcalde de Torrejón de Ardoz, abandona la alcaldía para integrarse en el Gobierno Autonómico de Cristina Cifuentes. Si bien, parece ser que Rollán dejó tras de sí una serie de deudas en su etapa al frente de la Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo (EMVS) que poco a poco parece que van saliendo a la luz. Adjunto a esta entrada podrás ver un video-resumen de la noticia con la que abríamos nuestro primer número impreso.

El pasado 10 de octubre, el grupo municipal de Ganar Torrejón (IU- EQUO) revelaba en nota de prensa que el Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz tendrá que hacer frente al pago de 4 millones de euros más intereses, correspondientes  al impago del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados a los que tenía que hacer frente la EMVS en los ejercicios de 2008, 2009 y 2010.

Dicha información ha salido a la luz a pesar del silencio del Gobierno Municipal a las preguntas y requerimientos realizadas de forma previa, debido a un auto del Tribunal Supremo por el que se rechazaba un recurso de queja efectuado por la EMVS ante la desestimación del recurso de casación efectuado. Tal y como se recoge en el propio auto, se trata de la quinta ocasión en la se rechazan las pretensiones de la EMVS, que parece querer agotar todas las instancias judiciales posibles. Primeramente, se recurre al Tribunal de Cuentas de la Comunidad de Madrid,  que condena a la EMVS al pago de los impuestos se pretende eludir. El Tribunal Superior de Justicia se reafirma en la posición del Tribunal de Cuentas. Los recursos de queja y revisión se refieren a la inadmisión del recurso de casación efectuado ante el Tribunal Supremo, y que fue apartado por presentarse fuera de plazo. Paralelamente también se realiza un incidente de nulidad de actuaciones, el cual también fue rechazado. En palabras de Paco Hernández, portavoz del Ganar Torrejón (IU- EQUO), “no es descartable que se haya presentado recursos de inconstitucionalidad ante el Tribunal Supremo, a pesar del rechazo del resto de Tribunales”. A falta de ver toda la documentación, parece que se trata de una estrategia jurídica negligente y un tanto temeraria, que parece tener como fin ganar tiempo a costa del incremento de la deuda.

El impago se refiere a cuatro sentencias del Tribunal Superior de Justicia que agrupan treinta y un expedientes, con una cuantía total de más de 4 millones de euros y que, a través de los constantes recursos presentados fueron apartados de las previsiones de pago de 2017. A la cuantía señalada, habría que sumarle los intereses de demora generados desde la existencia de la deuda (hace más de 5 años), los gastos judiciales y las más que probables costas. Paco Hernández ha solicitado que de manera urgente se convoque reunión del Consejo de Administración de la EMVS para que se aporte la documentación y se den explicaciones sobre la cuestión.

Así, a los más de cuatro millones que afloraron hace unos meses por el pago de deudas de la EMVS  para el pago de unos edificios que se anunciaron como gratuitos y fruto de la buena gestión del Gobierno Municipal de Rollán, habría que sumar al menos otros 4 fruto de la deuda por impago de impuestos a la Comunidad de Madrid.