Condenan a la concejala de Hacienda por vender pisos a fondos buitre por debajo de su valor

Lola Navarro deberá pagar casi tres millones de euros por la venta a Fidere de pisos de la EMVS de Madrid

0
2269

Desde luego 2018 no está siendo un año fácil para la concejala de Transparencia Lola Navarro, pues, después de abandonar la Presidencia de una ONG que contrató a un político del PP condenado por abusos sexuales a menores y convertirse en concejala de Mujer, ahora es el Tribunal de Cuentas el que pide explicaciones a la que los rumores situaban, al menos hasta ahora, en el corazón de la lista electoral del PP de Torrejón para las próximas elecciones.

De tal forma Lola Navarro es una de las concejalas de Ana Botella condenadas al pago de casi 26 millones de euros por el quebranto patrimonial que le supuso al Ayuntamiento de Madrid la venta de viviendas a un fondo buitre por debajo del valor de mercado.

Así lo contaba el Tribunal de Cuentas en una contundente sentencia dictada ayer mismo en la que condena tanto a Botella como a siete de sus concejales por una operación que el Tribunal considera “plagada de irregularidades”.

Para entender toda la historia hay que viajar hasta octubre de 2013, cuando la EMVS de Madrid autoriza, y la Junta de Gobierno Local ratifica, la venta de viviendas a Fidere en un procedimiento que el Tribunal de Cuentas considera que se hizo “sin pliegos, sin concurrencia y sin realizar una tasación inicial por lo que el precio de venta fue muy inferior al “mínimo jurídicamente exigible”. Esta diferencia, que el Tribunal cifra en 25.7 millones de euros, es lo que exige a Botella, sus siete concejales y el responsable de la gestión de la EMVS en aquel momento.

En concreto el Tribunal considera que Botella y sus concejales fueron “responsables directos” de la venta, pues, además de componer la Junta de Gobierno, eran miembros de la Junta de Accionistas de la EMVS.

Tras el escándalo, la Cámara de Cuentas de Madrid abrió una investigación, que concluía con un durísimo informe en que relataba toda una serie de irregularidades sucedidas en el proceso. Tras conocer este informe el Gobierno liderado por Manuela Carmena decidía poner el asunto en manos del Tribunal de Cuentas, que ha sido el encargado de emitir la sentencia que condena a los ediles.

Se da la circunstancia de que Dolores Navarro forma parte en la actualidad del Consejo de Administración de la EMVS de Torrejón de Ardoz, también bajo sospecha por multitud de asuntos fiscales y económicos.

Ahora la pelota está en el tejado de Ignacio Vázquez, que debe decidir si mantiene a una concejala condenada dentro del núcleo duro de su Gobierno, pues, a pesar de la gravedad de los hechos, la condena no es judicial, sino administrativa, algo que no queda contemplado en los estatutos del PP de Madrid.

En cualquier caso, Lola Navarro, si no dimite antes, será protagonista indiscutible del Pleno de Ordenanzas Fiscales y Presupuestos que se celebrará la próxima semana en la localidad torrejonera.

Publicidad