Convocan huelga en los autobuses durante el mes de mayo

Paros durante veinte días tras tumbar los trabajadores el preacuerdo alcanzado entre sindicatos y empresas

Los buses estarán en huelga durante veinte días del mes de mayo
Los buses estarán en huelga durante veinte días del mes de mayo

Algo está cambiando también en la forma de entender las relaciones laborales, y una prueba de ello es lo que va a ocurrir desde la medianoche de este jueves y durante todo el mes de mayo. Así, los trabajadores de autobuses de toda la Comunidad de Madrid convocan veinte jornadas de huelga para luchar contra el bloqueo a la negociación del convenio colectivo, y lo hacen contra el parecer de dos de los tres sindicatos que forman parte de la Mesa de Negociación.

Y es que la cosa viene de lejos, en concreto, de la anterior huelga que paralizó los transportes en 2014. Entonces, y tras cinco semanas de paros, se alcanzó un preacuerdo entre las partes para mejorar las condiciones de los conductores.

Pero el tiempo ha pasado y de aquellas promesas queda muy poco. Es más, las empresas del sector se niegan a negociar un nuevo convenio colectivo que garantice el nivel de vida de los trabajadores. Ante esta negativa, los trabajadores anunciaban la semana pasada su intención de ponerse en huelga, una huelga que intentaban desactivar los sindicatos con una larga negociación con la patronal que terminaba el jueves de la semana pasada con un preacuerdo.

Pero al día siguiente los trabajadores dijeron “no” a ese preacuerdo, firmado por CCOO y SLT, y que no secundó UGT, manteniendo la convocatoria de veinte días de huelga que comenzarán esta medianoche.

Así las cosas, desde este 3 de mayo se celebrarán paros los días 3, 4, 7, 8, 9, 10, 11 y 14 de mayo, entre las 00:00 y las 10 horas y entre las 16 y las 21 horas; y los días 16, 17, 18, 21, 22, 23, 24, 25, 28, 29, 30 y 31 de mayo, las 24 horas, salvo que se alcance un acuerdo con las empresas.

Y es que, a diferencia de otras huelgas, esta afecta a todas las líneas de autobuses que circulan por la Comunidad de Madrid, a excepción de las que opera la Empresa Municipal de Transportes de Madrid.

En lo que se refiere a Torrejón, supone que los vecinos no tendrán buses ni urbanos ni interurbanos, lo que, sin duda, generará problemas de movilidad en la localidad. Para intentar paliar los efectos, el Consorcio de Transportes decretaba unos servicios mínimos del 50% en hora punta y del 35% en hora valle para todas las jornadas de huelga.