Corazón de piedra, cara de cemento

Una gran parte del presupuesto destinado a las ayudas para compras de productos de primera necesidad no se gasta, a pesar de que numerosas familias necesitan esa ayuda

0
466

En la nota de prensa de presentación del proyecto de Presupuestos Municipales para el año 2019, el alcalde destaca que “los Presupuestos para el 2019 suponen un gran esfuerzo inversor centrados en mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos, donde destacan las medidas para fomentar el empleo con la creación del Polígono Industrial Los Almendros y el Centro de Formación de Excelencia, entre otras y en materia social y sanitaria con la adquisición de una Nueva Ambulancia Municipal, el nuevo incremento de un 10% en las Ayudas Sociales y de Emergencia para las familias torrejoneras más necesitadas, la apertura los 365 días del año del Albergue Torrejón para personas sin techo y la creación del Pacto Local Contra la Violencia de Género”

Dejando de lado determinadas afirmaciones capciosas, como que se va a crear un polígono industrial (cosa que no tiene nada que ver con los presupuestos, salvo lo que tenga que ver con la venta de patrimonio municipal a manos privadas) o un centro de formación (que lleva varios años abierto), nos centramos en lo que tiene que ver con la materia social: se anuncia la compra de una ambulancia (aunque ya se compró hace meses), se anuncia la apertura del albergue todo el año (pese a que el ayuntamiento no pone ni un euro, lo único que hace es poner el local, el cual -además- tiene la peor ubicación posible para esa finalidad); también anuncian la creación del “Pacto Local contra la Violencia de Género”, para el cual se incluye en presupuestos la “magnífica” dotación de… ¡5.000,00 €! Realmente, en un presupuesto de más de 100 millones de euros, simplemente es un insulto esa miserable dotación.

el ayuntamiento, en cuanto aL supuesto incremento del 10% en ayudas sociales y de emergencia, no es que se oculte la verdad, sino que directamente, nos miente.

Pero yendo al supuesto incremento del 10% en ayudas sociales y de emergencia, no es que se oculte la verdad, sino que directamente, nos miente.

Para conocer realmente cuales son las cifras, nos fijaremos en el desarrollo del contrato de “suministros de alimentos de primera necesidad y productos de limpieza básicos”, un contrato marco adjudicado a CARREFOUR el 30 de marzo de 2015. La duración inicial del contrato era de 2 años, y el importe total de 340.000,00 € IVA incluido (170.000,00 €/año). Posteriormente, en noviembre de 2016 se prorroga ese contrato con la misma empresa por dos años más con el mismo importe, por lo que la fecha de finalización del contrato será el 31/03/2019.

En 2017, la Junta de Gobierno Local acordó minorar ese contrato en 25.000,00 € para ese año, y hace unos días, el 26 de noviembre de 2018 se acordó volver a minorar ese contrato para el presente año en otros 35.000,00 € (alcanzando así el máximo de reducción permitido) con la excusa de la firma de un convenio para el pago de facturas de suministro de energía eléctrica y gas a personas en riesgo de exclusión social. Algo absolutamente ilógico, ya que pese a que cuantificar el total del gasto por ese convenio en 31.920,58 € para 2018, y en el convenio queda claro que esa cantidad la aportará la Comunidad de Madrid, por lo que resulta incomprensible que se tenga que reducir la partida de Alimentos de Primera Necesidad.

Lo peor de todo llega con la justificación de la responsable del servicio para proponer esta minoración: según sus datos, es posible reducir esa dotación presupuestaria porque calcula que en el presente ejercicio 2018 se alcanzará un gasto de 95.000,00 € en ese contrato (alimentos de primera necesidad y productos de limpieza básicos), cuando nuestra experiencia en la atención a personas usuarias de Servicios Sociales es que se les ponen muchísimos problemas y pegas para “conceder” las tarjetas con las que adquirir esos productos básicos, y siempre por cantidades inferiores a las requeridas. ¿A qué viene tantas pegas para conceder esas ayudas cuando están dejando sin gastar casi la mitad del dinero presupuestado?

Nos parece muy triste que se presupuesten 170.000,00 € al año para ayudas con alimentos DE PRIMERA NECESIDAD y productos de limpieza BÁSICOS, y que cada año sobre de esta partida prácticamente la mitad de la cantidad presupuestada, habiendo mucha gente en nuestra ciudad pasando necesidades

Nos parece muy triste que se presupuesten 170.000,00 € al año para ayudas con alimentos DE PRIMERA NECESIDAD y productos de limpieza BÁSICOS, y que cada año sobre de esta partida prácticamente la mitad de la cantidad presupuestada, habiendo mucha gente en nuestra ciudad pasando necesidades.
Tras leer esa “justificación” para avalar el recorte de esa partida presupuestaria, hemos revisado los presupuestos de los pasados años, y en este cuadro se ve lo que ha ocurrido con esa partida presupuestaria en concreto: efectivamente, no sólo en este año, sino que también en los años anteriores se ha dejado sin gastar casi la mitad de la cantidad presupuestada:

PresupuestadoGastadoSobrante
2015 1 179.632,00 €92.619,00 €87.013,00 €
2016170.000,00 €88.365,00 €81.635,00 €
2017170.000,00 €94.388,00 €75.612,00 €
2018 2170.000,00 €95.000,00 €75.000,00 €

Mientras vemos cómo se aumentan sin límite las partidas destinadas a festejos o autobombo del Alcalde, no nos parece de recibo que ocurra lo contrario con las partidas presupuestarias destinadas a ayudas sociales y suministros de 1ª necesidad (ya de por sí exiguas), que no sólo no aumentan, sino que además se dejan sin gastar. Por ejemplo, la partida de actividades socioculturales, durante el ejercicio 2018 ha pasado de una dotación inicial de 1.468.120,00 € a alcanzar la cifra de 2.024.295,99 €. Es decir, se ha incrementado en 556.175,99 € (datos actualizados a fecha 30 de septiembre, por lo que aún podría subir). Esto supone un incremento de un 37,88%, mientras que el gasto real en productos de alimentación de primera necesidad se reduce un 45,12% sobre lo presupuestado inicialmente.

Así las cosas, de cara al presupuesto para el ejercicio 2019, seguimos viendo cómo empeora la situación. Por un lado, desaparece la partida presupuestaria a la que se vinculaba el contrato de suministro de “alimentos de 1ª necesidad y productos de limpieza básicos” (080-23100-48004), ya que se incluye este concepto dentro de la partida denominada “ayudas sociales” (080-23100-48001).

Y volviendo al contrato de alimentos y productos de limpieza, a partir de marzo de 2019 y años siguientes se firmará un nuevo contrato, en cuyo pliego de condiciones ya no se habla de 170.000 €, ni siquiera de 145.000 €, sino que se deja en 125.000,00 € al año, lo que supone reducir de facto esa partida en un 26,47%.

Además, si analizamos el presupuesto 2019 tomando en conjunto el gasto en ayudas sociales y programas específicos3, encontramos que la suma de las partidas del presupuesto 2019 del departamento de Bienestar Social (gasto social real, descontando salarios del personal), se reduce respecto a lo presupuestado en 2018 en un 0,42%, al pasar de 1.824.425,49 € (presupuestos 2018) a 1.816.836,00 € (presupuestos 2019).

En resumidas cuentas, el Partido Popular (que ostenta el Gobierno Municipal en Torrejón de Ardoz) no sólo rebaja en sus presupuestos las partidas destinadas a “Bienestar Social”, sino que además, forzando una aplicación cicatera y ruin de sus propios presupuestos, provoca que se deje sin gastar un montón de dinero año tras año. Por supuesto, de mejorar las ayudas de primera necesidad o para las cuestiones de vivienda para casos de emergencia, ni hablar. Cuando veamos a personas mendigando en las puertas de los comercios o durmiendo en la calle, recordemos estas cifras y entenderemos el porqué.

El apodo de “Corazón de Piedra” ya estaba más que justificado, y con las falsedades vertidas en la presentación de los presupuestos, también se justifica sobradamente la “Cara de Cemento” del Alcalde.


1 Tras una modificación presupuestaria.

2 Gasto previsto a 31/12/2018 por la responsable del departamento.

3 Tomando las siguientes partidas: gastos asociados a programas específicos; ayudas sociales; subvenciones entidades sin ánimo de lucro; subvención teleasistencia; suministros 1ª necesidad.

Publicidad