Denuncia sobre la tala de árboles en el “Paseo de la Navidad”

0
266

Desde finales del mes de octubre, el Ayuntamiento de Torrejón ha desplegado su ya tristemente clásico conjunto de medidas y actuaciones destinadas a fraguar la parafernalia y los excesos que envuelven a las Mágicas Navidades de la ciudad. Si bien no es este despropósito anual lo que nos ocupa en este artículo, cabe mencionar que el origen de mi crispación tuvo lugar volviendo a casa desde la estación principal de Renfe, por el que han decidido bautizar, para la ocasión, “paseo de la Navidad”.

Pues bien, entre las “sensatas” medidas que contribuyen a crear esa magia en el paseo, han decidido talar una veintena de árboles, los más próximos al skate park, para replantar en su lugar pinos que no llegan a los tres metros de altura. ¿Quién ha aprobado semejante aberración? ¿Se les ocurrirá deshacerse de los pinos una vez cumplan su función navideña?

Por si eso fuera poco, he sido testigo en las dos últimas semanas de la tala indiscriminada de árboles, algunos de ellos de más de cuatro décadas de vida, en las calles Oxígeno, La Solana, Metano y carretera de Loeches.

Lo más alarmante del asunto es que están justificando este ataque contra las zonas verdes de Torrejón bajo una supuesta necesidad de remodelar las aceras de estas calles cuando, en realidad, se encuentran en perfecto estado. Concretamente, en la calle Oxígeno, están talando árboles de una acera que llega a los dos metros de anchura, descuidando la acera de enfrente, por la que ni siquiera puede transitar una persona sola.

Me gustaría que, como ciudadano de esta ciudad desde hace más de treinta años, no me tomaran por estúpido ni maquillaran una campaña preelectoral grotesca a costa de árboles que llevan décadas oxigenando nuestros barrios. Lo que debería hacer el gobierno del PP es respetar los protocolos en materia de ecología y consultar a los vecinos sobre estas reformas que alteran completamente el paisaje de nuestros barrios y el bienestar de nuestros pulmones.