Denuncian filtraciones de agua en el Balneario de Virgen de Loreto

La empresa concesionaria ha gastado 150.000 euros, y tiene previsto gastar otros 150.000 en arreglar defectos de construcción de un edificio con siete años de vida

0
346
El edificio de Virgen de Loreto presenta defectos de construcción
El edificio de Virgen de Loreto presenta defectos de construcción

Parece que los materiales de construcción con los que se fabricaron los edificios que iban a salir gratis a los torrejoneros, y que van a costar más de 23 millones de euros, no son los más idóneos. De tal forma, Go Fit acaba de denunciar defectos de fabricación en el edificio del Balneario por más de trescientos mil euros ante el Ayuntamiento de Torrejón, tal y como desvela Ganar Torrejón.

En concreto, la empresa concesionaria del Balneario de Virgen de Loreto presentaba una reclamación ante el Gobierno Local solicitando una indemnización por las obras ya realizadas en el edificio y que ascienden a 166.000 euros, a los que hay que sumar otros 174.000 euros de obras aún no realizadas relacionadas con filtraciones de agua.

No es el primer desencuentro entre la concesionaria del Balneario de Torrejón y el Gobierno que le concedió por cuarenta años la explotación del espacio, ya que fue la matriz de Go Fit, Ingesport, la empresa que llevó ante el Tribunal de Contratación Pública de la Comunidad de Madrid los pliegos de condiciones del nuevo balneario que pretenden construir en Soto del Henares, consiguiendo tumbarlos y obligando a reiniciar todo el procedimiento de adjudicación.

Y es que Go Fit lo tiene claro: el nuevo centro será una dura competencia en un mercado ya sobresaturado en la localidad (además de Go Fit y el nuevo gimnasio, Torrejón cuenta con otro gimnasio público de gestión privada, Torrefactory, en el José Antonio Paraíso, varios centros privados y las instalaciones públicas de la calle Londres).

Volviendo a la reclamación, según Ganar Torrejón, la Junta de Gobierno Local la ha desestimado por “no ser titular del derecho de superficie del inmueble”, algo que es cierto, aunque sólo en parte: la propietaria es la EMVS, cuya propiedad es íntegramente del Ayuntamiento de Torrejón. El consistorio cedió durante cuarenta años ese derecho de superficie a la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo que, a su vez, se lo cedió a la concesionaria.

Ahora, todo apunta a que la empresa iniciará un proceso judicial que costará mucho dinero, aunque, eso sí, al gobierno que salga de las urnas tras las próximas elecciones.

“El grupo municipal Ganar Torrejón (IU-EQUO) ha presentado un escrito con el fin de aclarar esta decisión del Gobierno municipal que, por un lado, lleva a la desestimación de un gasto muy importante que pueda garantizar la sostenibilidad del edificio y frenar su deterioro por defectos de construcción y, al mismo tiempo, que trata de frenar el proceso de reclamación de la empresa argumentando que ha habido un defecto de forma en la presentación de la reclamación, lavándose el Ayuntamiento las manos como si no fuera propietario del edificio y alegando que o se presenta la reclamación ante la EMVS o carece de validez. En cualquier caso, es increíble que el Gobierno municipal, ante un hecho tan evidente como éste, quiera mirar para otro lado sin dar opción alguna a los adjudicatarios a reorientar su reclamación de modo que pueda ser tramitada por la EMVS”, en palabras de Paco Hernández, portavoz de Ganar Torrejón (IU-EQUO) y miembro del Consejo de Administración de la EMVS de Torrejón de Ardoz.