El PP de Torrejón se rompe en dos por las Primarias de su partido

Pedro Rollán abandona a Cospedal para hacer campaña por Soraya, mientras que las bases apoyan a Pablo Casado

El PP de Torrejón había decidido no pronunciarse sobre las Primarias de su partido, y la razón se hacía evidente a 48 horas de la apertura de las urnas. Y es que las dos corrientes en que se dividen los populares torrejoneros decidían apoyar a dos candidatos diferentes, rompiendo, por primera vez en veinte años, la disciplina de voto; y dejando el resultado de la votación en la más absoluta incertidumbre.

Así, tras no querer tomar posiciones por ninguno de los candidatos (a excepción de Pedro Rollán, que pidió el voto para Cospedal), en la última semana de la campaña saltaba por los aires una división interna larvada a lo largo del tiempo en el seno de la agrupación, pues los principales líderes del partido tomaban posiciones en la guerra abierta por el control del PP.

El primero en mover ficha era el sector más cercano a las bases, que conseguía que Pablo Casado escogiese Torrejón para cerrar su campaña, algo que ocurrirá esta tarde en un lugar tan “emblemático” como la discoteca Nará.

Tras conocer la visita del candidato de las bases, el aparato que lleva controlando Torrejón desde 2009 decidía organizar su propio acto la tarde de ayer, un acto que, por aquello de las prisas, se quedaba sin la presencia de ningún primer espada, siendo el encargado de defender la candidatura de Soraya el exministro Alfonso Alonso. El lugar elegido, también cargado de simbolismo, pues es el lugar donde los populares organizan sus actos de partido debido a lo pequeña que es su sede: el Restaurante Plaza de la Plaza Mayor.

Eso sí, para acompañar a Alonso estaban el alcalde de Torrejón y el mismísimo Pedro Rollán, al que parece que la posibilidad de quedarse fuera de las listas en caso de que gane Soraya le ha hecho cambiar de candidato.

Así todo apunta a que, gane quien gane, el PP de Torrejón no va a volver a ser el mismo, con dos corrientes que dificilmente volverán a reconciliarse, lo que puede hacer estallar por los aires el partido si, como todo apunta, pierden el Gobierno Local dentro de nueve meses.