El PP privatiza una parcela junto al San Juan Bosco para construir un gimnasio

El concurso establece que la cesión de la parcela se produce por 50 años

0
1105

Las sorpresas veraniegas del Gobierno de Torrejón continúan, y lo hacían con lo que podría ser otro regalo para la educación concertada en detrimento de la pública. Así, el PP de la localidad, aprovechando la estivalidad, decidía sacar a concurso la construcción de una dotación deportiva privada en una parcela pública situada junto al colegio San Juan Bosco que ya fue objeto de polémica hace algo más de un año.

Todo comenzaba en el Pleno de marzo de 2017, en el que el Concejal de Urbanismo, y portavoz de los populares de Torrejón, José Luis Navarro, llevaba una modificación urbanística cuando menos extraña. Navarro pretendía, y con su mayoría absoluta lo consiguió, cambiar una parcela destinada por el PGOU a zona deportiva situada junto a los colegios Vicente Aleixandre y Andrés Segovia, por otra calificada como zona verde junto al nuevo edificio del San Juan Bosco. Intuyendo lo que iba a ocurrir, y ante la callada como única respuesta del vicealcalde, toda la oposición a excepción de Cs, que se abstuvo, votó en contra de la polémica modificación que aún así salió adelante con los votos del PP.

Y es que los partidos de la oposición tenían, ya por aquel entonces, muy claro lo que iba a ocurrir, pues el nuevo edificio del colegio concertado no contaba con espacios deportivos, lo que le situaba en desventaja con respecto al resto de concertados de Torrejón.

En noviembre el asunto volvía al Pleno, y lo hacía a través de moción presentada por Sí Se Puede y Ganar Torrejón en la que solicitaban que la parcela se destinase a la construcción de un pabellón deportivo público que pudiesen usar los alumnos del Vicente Aleixandre y el Andrés Segovia además de los clubes deportivos de la zona. Pero de nuevo la respuesta de Navarro fue la misma: silencio total sobre el proyecto, y desestimación de la moción a través de una enmienda a la totalidad.

Ahora, un año y tres meses después de aprobarse la modificación, el asunto vuelve a la actualidad, pues parece que el PP busca votos a la desesperada a ocho meses de las elecciones. De tal forma, sacaba a concurso la construcción de un espacio deportivo privado en la parcela intercambiada, que será gestionado por una empresa durante los próximos 50 años, empresa que, todo apunta, será la propia gestora del San Juan Bosco, que así podrá, antes de mayo, inaugurar su nuevo gimnasio.

Y los grandes perjudicados, una vez más, vuelven a ser los torrejoneros, que pierden otro trozo de patrimonio público para que éste acabe en manos privadas, con el agravante de que en este caso el patrimonio público estaba destinado a ser gimnasio de dos colegios públicos desde 1999.

Tras conocer el polémico concurso, Ganar y Sí Se Puede emitían un comunicado pidiendo explicaciones sobre lo que consideran un nuevo “expolio” de lo público. “El pasado 23 de julio, la Junta de Gobierno Local decidía a propuesta de la Concejala Delegada de Transparencia, Haciencia y Contratación, Dolores Navarro, abrir proceso para la concesión demanial del uso privativo de la parcela de dominio público situada junto al colegio “San Juan Bosco” de Torrejón de Ardoz, mediante un proceso de licitación y de concurrencia competitiva que terminará en los últimos días de agosto. La concesión de este espacio público se hace con la finalidad de que en el solar se construya y explote con fines económicos un equipamiento deportivo que, a todas luces, podría beneficiar al centro privado concertado adyacente. A cambio de la concesión por cincuenta años, la empresa concesionaria tendría que pagar por el uso del suelo un canon anual próximo a los 29.000 euros, lo que supone unos 2.400 euros mensuales. Tal y como recoge el informe del arquitecto municipal “la citada parcela dotacional municipal tiene asignado un uso deportivo” razón que utiliza el equipo de Gobierno para ceder a una empresa privada dicho espacio siempre y cuando construya un equipamiento deportivo en la parcela”, explican ambas formaciones.

Este nuevo gimnasio no es el único “regalo” que ha hecho el PP de Torrejón al colegio concertado de Circunvalación. Fundado en 1969 y de ideario católico, el colegio duplicaba sus instalaciones hace cuatro años, y lo hacía, como no, en una parcela pública. El Gobierno de Pedro Rollán aprobaba en junio de 2014 el estudio de la parcela, y tan sólo dos meses después adjudicaba el espacio al colegio concertado, que fue el único que se presentó al concurso público.

Las obras también fueron muy rápidas, ya que comenzaron en noviembre de 2014 y concluyeron en octubre de 2015, cuando el colegio abría sus puertas. Tanta velocidad hubo en la construcción del colegio que, según denunciaba Ganar Torrejón, abrió sus puertas sin licencia de apertura ni de primera ocupación (la primera ocupación la conseguía una semana después, mientras que la licencia de apertura tardaría varias semanas).

Precisamente esas obras dejaron una imagen imposible de entender para los alumnos del vecino Vicente Aleixandre, que veían como el asfaltado de la calle que compartían con el concertado se paralizaba justo al llegar a su fachada. La presión de los vecinos consiguió, meses después, que el Consistorio asfaltase también el resto de la calle.

Y parece que, de nuevo, la presión de los torrejoneros pondrá en serias dificultades a los populares para ceder la parcela en cuestión. Así, nada más conocer la noticia, SOS Educación Pública abría una recogida de firmas virtual buscando la paralización inmediata del concurso. “Desde SOS Educación Pública Torrejón defendemos la escuela pública y desde luego que no vamos a consentir que se favorezca de esta manera a otros intereses que no sean los públicos. Esta parcela está destinada a uso deportivo según los informes del arquitecto municipal, ¿qué mejor que unas instalaciones deportivas públicas de las que puedan hacer uso tanto los colegios públicos colindantes Andrés Segovia y Vicente Aleixandre como el resto de habitantes de Torrejón? A sabiendas que estos centros están bastante viejos y necesitan renovaciones y reparaciones urgentes, el dotarles de esta manera de instalaciones deportivas sería un gran acierto por parte del ayuntamiento de Torrejón”, explicaban.