El tortuoso camino de la confluencia

6
652

No escribo este artículo con muchas ganas, lo reconozco, pero, como nos esforzamos bastante, desde nuestro espacio político del cambio en ponerles las cosas difíciles a nuestros electores, creo que es necesario hacer un ejercicio de transparencia y dar explicaciones públicas.

La pregunta es clara: ¿Por qué no ha habido acuerdo de confluencia en Torrejón de Ardoz? Durante estos días de campaña ya he dado explicaciones personales a quien me ha preguntado, que no han sido pocos. Pero voy a dejar mi punto de vista por escrito, y aclaro: Mi punto de vista, que seguro que hay otros, tan respetables como este.

En 2014, el espacio del cambio se articulaba alrededor del método asambleario abierto que nos dejaba el cercano 15M. Vecinos y vecinas nos encontramos en lo que se hizo llamar «Ganemos Torrejón», un espacio que rápidamente fue «invadido» por los partidos políticos de la izquierda local.

Izquierda Unida no disfrutaba de buena salud, con una división clara entre IU Comunidad de Madrid y la Federación que encabezaba Garzón. Además, el mayor apoyo local, Tania Sánchez, se marcharía poco después de IU para buscar mejores posiciones en Podemos.

Por otro lado, Podemos acababa de nacer y su organización local todavía era precaria. Hasta Diciembre de 2014 no se eligió el Consejo Ciudadano local que lo tendría que dirigir en las elecciones de Mayo de 2015.

En aquel momento, IU veía amenazada la visibilidad de su marca electoral y las posiciones en una hipotética lista. La marea ciudadana que seguía a Ganemos y a las primarias abiertas a las que se apelaba dejaban entrever lo que sucedió después. Ganemos fracasó por «cuestiones técnicas» y dos partidos nuevos acudieron a las elecciones: «Sí Se Puede», avalado por una consulta con votación electrónica de los inscritos e inscritas de Podemos y que elige a sus candidatos por primarias abiertas (en la Plaza Mayor) y «Ganar Torrejón – IU – Equo», como coalición electoral pactada entre estos dos últimos partidos.

El resultado fue de 9362 votos y 5 concejales para «Sí Se Puede» y 4027 votos y 2 concejales para «Ganar Torrejón». Desde el primer día ambos grupos, y las direcciones de los partidos que los integraban, trabajaron codo con codo para sacar adelante mociones y con total sintonía política en la acción de oposición liderada por Luis Andrés Pérez.

Fruto de esta colaboración se firmó un acuerdo en Marzo de 2017 entre Podemos, IU y Equo, que sentaba las bases de la confluencia en 2019 y del posible asalto a la alcaldía de Torrejón de Ardoz. El acuerdo tenía la bendición de Ramón Espinar, hombre fuerte de Podemos en la Comunidad de Madrid, y de las direcciones de IU y Equo.

¿Qué se torció entonces en los siguientes 6 meses?

En Junio de 2018 se celebraron elecciones primarias en Podemos para elegir al nuevo Secretario General Municipal que sería el encargado de dirigir el partido en el proceso electoral. Me presenté a esas primarias pensando que podría ser la persona que recibiera el consenso de la mayoría de los militantes de Podemos. Nunca me había posicionado en ningún grupo dentro del partido y no tenía enemistades manifiestas con nadie. Me había dedicado a trabajar.

Todo cambió con esas primarias a las que se presentó una compañera y alrededor de ella se creó un grupo que recibió el apoyo de Anticapitalistas. Yo tuve el apoyo de la dirección regional y de Ramón Espinar. Las primarias finalizaron con mi elección como Secretario General y el rechazo por parte de la otra candidata de integrarse dentro de la dirección que yo encabezaba. El desencuentro con este grupo avalado por Anticapitalistas era ya un hecho.

Ya en Septiembre de 2018, se inician los contactos con IU y Equo para cerrar la confluencia. No hay ningún desacuerdo en el tema político y programático y se crea el espacio «Hacer Torrejón» para desarrollar un programa participativo. La negociación prosigue aunque ya detectamos ciertas reticencias de IU que parece que quiere ralentizar los encuentros.

Desde Podemos pedimos que se cierre cuanto antes el acuerdo para formalizar un equipo y empezar con una larga campaña que dé a conocer la nueva coalición y que salga a ganar la alcaldía. Necesitamos tiempo para formar el equipo. IU pide tiempo y ya parece que su dirección regional no va por el mismo camino que la nuestra. Además detectamos que existen encuentros entre IU y Anticapitalistas, a espaldas de Podemos.

Estamos en Diciembre y no hemos cerrado el acuerdo. En este momento, que consideramos crucial, forzamos una reunión para hablar de dinero para la campaña electoral y de conformación de listas. Ofrecemos a IU y Equo un acuerdo que mejoraba el se había cerrado a nivel estatal y el que se estaba negociando en la Comunidad de Madrid. Este acuerdo se acercaba mucho a la relación de fuerzas de las últimas elecciones municipales (60/40). El ofrecimiento no se rechaza (Equo lo acepta) pero la respuesta se demora.

Entre reuniones improductivas y continuas dilaciones llega Enero y el anuncio de Íñigo Errejón de no ser el candidato de Podemos a la presidencia de la Comunidad de Madrid. Poco después Ramón Espinar deja la dirección de Podemos.

A pesar de ello, seguimos contando con un acuerdo cerrado (no firmado) con Equo y con el respaldo de IU, que no ve con buenos ojos el movimiento de Errejón, y así nos lo hacen ver.

Pasa otro mes, las elecciones se acercan y cada vez tenemos menos margen para conformar un proyecto ganador para Torrejón. Volvemos a forzar la reunión, mejoramos el acuerdo estatal, llegamos al 50/50 en las listas y somos flexibles en lo económico donde ofrecemos poner más cantidad de dinero a cambio de nada.

Ultima reunión: IU nos hace su primera propuesta, aceptarían nuestra propuesta si Paco Hernández es el número 1 de la lista. Es una condición imperativa por parte de IU. La única salida que nos dan es hacer primarias abiertas, pero esto está descartado por nuestra dirección estatal y regional ya que no es posible hacer un censo común y, más importante, nos parece mal comienzo tener que confrontar en primarias con quienes compartirían con nosotros un hipotético equipo de gobierno. En mi opinión, esto va más de cooperar y no de competir.

No sería aceptable ni defendible que se diera la vuelta al acuerdo y se ofreciera el número 1 a IU cuando los resultados en Torrejón eran los contrarios. Ofrecemos el número 2 y la mitad de los puestos de la lista. La respuesta es no, Paco Hernández tiene que ser el candidato a alcalde. Nosotros defendemos que tiene que ser una mujer, incluso abrimos la puerta a que sea una mujer independiente, pero la decisión está tomada. Paco Hernández ya encabezó una candidatura que quedó quinta en las pasadas elecciones.

A partir de ahí se dan dos curiosidades que forman parte de las anécdotas de la política. Raúl Carmargo, dirigente de Anticapitalistas, acepta para la Comunidad de Madrid un acuerdo con Podemos mucho peor del que no quiso para Torrejón. IU y Anticapitalistas acuerdan una lista de consenso para Torrejón y no celebran las primarias abiertas que exigían a Podemos.

Respetamos la decisión de IU y les deseamos toda la suerte del mundo. Somos fuerzas hermanas y en ningún caso vamos a confrontar. IU pudo elegir entre confluir con Podemos o con Anticapitalistas y eligió a estos últimos, que ya en su día formaron parte de IU. Esperemos que los votos que obtengan en las municipales sirvan para que se produzca el cambio que necesita Torrejón y no se queden en el limbo del 5%.

Durante estas negociaciones también se intentó hablar con Vecinas por Torrejón (que terminó siendo Equo-Más Madrid) pero rechazaron la reunión.

Finalmente en Marzo, nos enteramos por las redes sociales que Equo forma parte de una candidatura creada ad hoc por Errejón para nuestro municipio. Sobre esto no hay mucho más que comentar, todavía estamos esperando que Equo nos comunique que rechaza confluir con Podemos.

Así queda un panorama con un partido y dos coaliciones herederos de lo que fueron «Sí Se Puede» y «Ganar Torrejón»: Podemos, IU-Anticapitalistas y Equo-Más Madrid. Sinceramente creo que ha sido Podemos, bajo mi dirección, el partido que más ha cedido, más ha ofrecido y más empeño ha puesto para llegar a un acuerdo. También es el que mejor proyecto político tiene para Torrejón y con vocación de gobierno, y el único de los que en este artículo menciono que cree y sigue creyendo en que gobernar Torrejón es posible. Pero eso ya lo decidirán ustedes en las urnas el próximo Domingo.

Publicidad

6 COMENTARIOS

  1. Estas mintiendo deliberadamente no se como no se te cae la cara de vergüenza máxime cuando estas utilizando un medio que compartidas con Ganar Torrejón y del que te has apropiado cobardemte. Saludos Mario neta

    • Aprecio tu comentario Paco, aunque no esté de acuerdo con lo que escribes. Lamento que no te guste mi artículo. Un abrazo fraterno.

  2. Echo en falta un poquito de autocrítica, ¿No crees el Partido o su Secretario General tendrá ni siquiera un mínimo de responsabilidad en haber dejado un censo de unos 80 militantes activos a menos de una docena? ¿Realmente crees que la culpa de todo la tiene el resto del mundo? Creo que ni tu mismo te crees lo que dices, pero insistes por ver si es verdad eso de que después de repetir una mentira muchas veces, acaba por convertirse en verdad.
    Siento mucha pena por ver en lo que habéis convertido un proyecto que en su día me ilusionó, y por cierto, ni soy Anticapi ni tengo ninguna intención de serlo.
    Seguid así, que ya va quedando menos por destruir, al final conseguiréis por fin que desaparezca Podemos de Torrejón.

  3. EL PLAÑIDERO LAMENTO Y LA PARADOJA DEL DEDO ACUSADOR.
    El SG de Podemos en Torrejón de Ardoz, a pocas -casi- horas de la apertura de las urnas, lanza desde una falsa postura de gimoteo las acusaciones de poner en el tejado de sólo una de las partes el estrepitoso fracaso de la convergencia de fuerzas para las elecciones locales del próximo domingo. Y ante esta falta de verdad, el que escribe esto no se puede poner de perfil como si la cosa no fuera con él.
    Pertenezco a Podemos desde antes del inicio de las únicas primarias al Consejo Ciudadano Municipal, desarrollando las funciones que de mí se han solicitado y otras que, de motu proprio, he acometido. Así, respondiendo a la propuesta que se me hizo, formé parte como «invitado» al CCM, con voz y sin voto. Tiempo después, ante la fuga de consejeros electos por las diferentes tesituras por las que fue pasando Podemos Torrejón, fui Responsable de Área, Responsable de Producción, Coordinador de Círculo de Barrio, co-responsable de la Sede Local de Podemos, responsable de los cuadrantes de guardias, tanto del local de Puerto de Navacerrada como de las casetas de feria. A nivel institucional, he representado a Podemos Torrejón como Secretario Político en todos los actos que han sido menester. Por último, y no menos importante, he venido colaborando con la CUP Sí Se Puede en mociones y todas aquellas necesidades que de mí se han demandado. Con esto, queda demostrado que no soy uno que «pasaba por allí» y creo que tengo la suficiente experiencia y conocimientos del caso del fracaso de la confluencia con IU. Si se quiere saber cuál es la verdad, sólo han de aprenderse estos nombres: Luis Andrés Pérez, Olga Jiménez y Mario Pascual. Hay otrxs personajes pululantes pero son accesorios y no merece la pena reparar en ellxs al ser meros peones. La estrategia estaba marcada desde el principio: hacerse con el mando de la izquierda torrejonera, colocar a Luis A. Pérez en puestos liberados, encontrar un puesto municipal (bien remunerado, por supuesto) para Olga María y dejar a Mario Pascual como ideólogo local y guardián de la fe podemita.
    En principio, las cosas iban mejor que bien. Logramos una comunión bastante decente en un grupo de personas que no nos conocíamos más allá de las ganas que teníamos todxs de cambiar las cosas. Sin embargo, se fueron torciendo y todxs tuvimos nuestra parte de culpa. La primera fue no atajar contundentemente la actitud díscola de los, más tarde, tránsfugas del Grupo Municipal y eso nos desgastó muchísimo. Otro gran error consistió en hacernos caquita con la primera dimisión de L.A. Pérez y ¡qué arrepentidxs estamos muchxs de no haberla aceptado, esta y las posteriores! Tampoco ayudó la falta de previsión de Podemos Estatal ante el fin de los mandatos de los CCM’s, lo que dejó vacíos de muy difícil resolución. Así las cosas, todo se iba al garete, excepto el plan de planes: hacerse con el mando de la izquierda en Torrejón. Pero había algunos «problemillas» como, por ejemplo, la desbandada de militantes. Pero de militantes de verdad, no de los que sólo acudían a hacerse fotos cuando venía una Irene, un Monedero, una Elizo, un Urban, etc., etc., etc. Por cierto hablando de Urban: este era y es un exponente de Izquierda Anticapitalista a la que muchxs abrazaban casi enfervorizadamente y que ahora parece un leproso político…
    Una de las llaves del éxito de la operación iba a consistir en la creación de un órgano de difusión de ideas y nació 28850 La Voz de Torrejón, de cuyo equipo de redacción también formé parte. Paralelamente, se creó una especie de búnker pata negra formado por unos selectos y seleccionados por los mencionados más arriba con el objetivo de ganar las elecciones municipales de este año. Lo primero que oí fue el clásico «por ahora no digas nada», pero en ese grupo faltaba gente, mucha gente que trabajaba a diario y a ese «por ahora…» hice caso omiso, por supuesto.
    En las primeras reuniones de preparación de la revista 28850, se dijo que lo de la presencia de IU y Equo era más una cuestión de la sinergia de colaboración que a nivel municipal se venía llevando a cabo, que era interesante su presencia y, además, por la aportación económica que podían hacer. Pero que, llegado el caso, se podría prescindir de ellos. Para no darle un carácter marcadamente político, Podemos no debería aparecer de forma directa, sino de forma sugerente. Para empezar, se aprovecharía la existencia de una asociación cultural creada por IU llamada L’Ardoz y esta sería quien soportara el peso de propiedad del medio escrito. Evidentemente, debería haber mayor número de miembros de Podemos que la suma de IU+Equo para no depender de ellos. A mi me ofrecieron el puesto de Tesorero, aunque preferí el de Secretario. Donde se fraguaron estos planes, creo que queda claro que no asistieron ni Izquierda Unida ni Equo.
    Si bien, la situación por aquellos entonces estaba un poco enrarecida, no es menos cierto que todavía se podía medio trabajar en condiciones. Pero fue una especie de canto de cisne. La situación a nivel de despacho municipal iba llegando a niveles paroxísticos por el tenso ambiente, pero de eso prefiero no hablar porque no lo viví en primera persona y han de ser otras quienes, si lo desean, lo manifiesten.
    Así que, en lo que a mí respecta, tomé la decisión de desvincularme ¿del proyecto de Podemos?… No lo diría así, sino más bien del acto de despotismo casi ilustrado del que hacían gala los tres mosqueperros estos y algún/a adlaterill@.
    Ahora, nos encontramos con una lista electoral hueca, con muy poquitos militantes de pro (que, ojo, los hay, pero se pueden contar con los dedos de la mano de un trabajador en un aserradero). Est@s advenidizos, estos palos de sombrajo que dicen representar a Podemos son gente que no han dado un palo al agua en cuatro años y que se disfrazan ahora de personajes de Juego de Tronos y memeces similares. Querido SG ¿cuántas guardias has hecho en el local? No mires en la agenda que te lo digo yo: una en cuatro años y otrxs de esa lista, incluso, te superan. ¿Que has venido realizando otras labores? ¿y quién no? ¿o hace falta que te diga las veces que los otrora compis tuyos sacaban mesas, pegaban carteles, ensobraban correspondencia, iban a buscar a tomar por culo lo que hiciera falta, pintaban, soldaban, perdían horas de sueño en casa con trabajos para Podemos y, además hacían guardia? Si todo tu bagaje es llenarte la boca con el 15-M, entonces me callo, pero entenderás que ante otrxs, juegas en franca desventaja.
    Así que, querido SG Mario Pascual García, candidato a concejal por Unidas Podemos, con las mimbres que te (os) preceden, no señales porque (y he aquí la paradoja) cuando alguien señala con un dedo, otros tres apuntan hacía sí mismo.

  4. A ver si se digna alguien a contestar o harán como habitualmente, callar, callar, callar.

  5. Tanto monta, monta tanto.
    El caso es que tienen nombre y apellidos las personas que han frustrado la ilusión de tantas personas de este pueblo por un cambio político de consenso, inclusivo y convertirlo en lo mío sí lo tuyo no, brazos de madera, exclusiones y expulsiones.
    Bravo, sois tod@s estupend@s.

Comments are closed.