La movilización de los vecinos consigue que el nuevo colegio de Educación Especial sea público

Dos meses después de la creación de la PEPTA, Garrido anuncia que el colegio se construirá dentro de dos años

0
143
Los torrejoneros se reunieron en Parque Europa pidiendo un colegio de Educación Especial público
Los torrejoneros se reunieron en Parque Europa pidiendo un colegio de Educación Especial público

Dicen que la unión hace la fuerza, y en los últimos días Torrejón ha sido prueba de ello. Así, los trabajadores de H&M, después de nueve días de huelga, conseguían que la empresa sueca aceptase sus peticiones; y los de Amazon lograban que, tras la intervención de los jefes europeos, los dirigentes de la empresa volvieran a la mesa de negociación. Pero, sin duda, la victoria más importante de los torrejoneros en estos últimos días ha sido el anuncio por parte del Presidente de la Comunidad de Madrid de que el nuevo colegio de Educación Especial se construirá en 2020, y será íntegramente público.

Con este anuncio, que ahora debe concretarse en los Presupuestos de 2019, termina una larga lucha de cuatro meses que comenzaba con la indignación popular generada tras escuchar a Cifuentes en televisión afirmar que “todo Torrejón quiere que el colegio sea concertado”. El revuelo fue tal que padres, AMPAs, partidos políticos, sindicatos y vecinos creaban, en tiempo récord, una plataforma en defensa de la Educación Pública que, quince días después, concentraba a quinientas personas ante las puertas de Parque Europa, en una de las movilizaciones más importantes de los últimos años en la localidad.

La petición era recogida en el Pleno Municipal, la última vez en el celebrado el pasado mes de mayo, en el que los tres partidos de izquierda llevaban una moción conjunta pidiendo la construcción del colegio bajo la figura de centro de Educación Especial Público. Por sorpresa, y para evitar pronunciarse, el PP forzaba la retirada del punto, algo legalmente discutible, provocando la enorme indignación de la comunidad educativa presente en la sesión.

Sin embargo, el PP no tuvo más remedio que retratarse tan sólo dos mociones después, pues otra moción sobre el mismo tema incluyó una enmienda “in voce” del portavoz de Sí Se Puede que recogía los acuerdos de la moción “censurada”. Y el resultado de la votación fue muy revelador: el PP votaba en contra mientras que Cs se abstenía y el resto de la corporación lo hacía a favor de que el colegio fuese público.

Viendo que la situación no iba a normalizarse, el PP cambiaba de estrategia, intentando poner el foco en otra reivindicación educativa. Así, aprobaban una modificación del Programa de Reformas en Centros Públicos de 600.000 euros prometiendo que ese dinero se destinaría íntegramente a mejoras en los colegios.

Pero lo cierto es que el Gobierno se dedicó a repartir folletos en todos los colegios anunciando las inversiones además de contar las ya realizadas en los últimos años. Estos folletos, de nuevo, provocaban la indignación de la comunidad educativa, al comprobar cómo se incluían “mejoras” como arreglo de enchufes o instalación de extintores, que corresponden a mantenimiento y son obligatorios por Ley, además de atribuirse gastos realizados por la Comunidad de Madrid, y, en algunos casos, por el propio colegio.

La indignación llegaba a tal punto que tres de los seis profesores que iban a ser homenajeados en el Homenaje al Profesor Jubilado daban “plantón” al alcalde en el acto organizado por el Ayuntamiento. Ante tal situación, los populares no han tenido más remedio que claudicar, anunciando la construcción del nuevo colegio, que costará tres millones de euros, en el barrio de Zarzuela.

Eso sí, el anuncio de Garrido no deja de ser un anuncio preelectoral que ahora debe concretarse en una partida específica en los Presupuestos para 2019, unos Presupuestos que comenzarán a debatirse tras el verano. Si los populares cumplen su palabra, el nuevo colegio comenzará a construirse justo antes de las elecciones del próximo mes de mayo, y entrará en funcionamiento en septiembre de 2020.