La revista infame

Mario Pascual, secretario general de Podemos Torrejón de Ardoz, escribe sobre el uso partidista que hace el Partido Popular de la revista de información municipal.

0
165
Publicidad Plaza Mayor

Si algo hay que apuntar en el haber del Partido Popular de Torrejón de Ardoz es el uso de los medios de comunicación municipales. Un uso que durante estas últimas semanas seguro que no ha dejado indiferente a nadie. Se cuentan por docenas las comunicaciones del Ayuntamiento, pagadas con nuestros impuestos, con las que el alcalde nos bombardea a diario en una suerte de spam analógico que, a duras penas, soportan nuestros saturados buzones.

Y es que a la publicidad comercial habitual, se añaden en fechas pre-electorales, los continuos folletos con los que el Partido Popular nos quiere vender que, después de 12 años de gobierno, justo este momento es el más indicado para iniciar obras en cada rincón de nuestra ciudad.

Alguien me podría decir que esto se repite, desgraciadamente, a lo largo y ancho de nuestra geografía cuando las citas electorales se acercan, y no le faltaría razón. Pero en el caso de Torrejón de Ardoz todos lo límites imaginables se traspasan con cada publicación de nuestra revista municipal llamada Plaza Mayor.

El número estrenado estos primeros días de Marzo bate récords con más de 100 páginas de un publirreportaje para mayor gloria de un alcalde cuya fotografía se repite hasta la saciedad, haciéndonos perder la cuenta. Cien páginas que pagamos con nuestros impuestos y que sumadas a las pancartas del futuro, y al pp-bus nos dejan cientos de miles de euros de gasto en presunta publicidad electoral encubierta.

La campaña electoral de hace 4 años nos dejó para el recuerdo las inmensas fotos de el ex-alcalde Rollán cubriendo las cuatro esquinas de la Plaza Mayor y cada valla publicitaria de las decenas que invaden nuestras calles (curiosamente aprobadas también por el PP), fotos de una campaña electoral dopada, de un PP dopado por las cien mil tramas que corrupción que le han situado con el vergonzoso título del “partido más corrupto de Europa”. Y todavía nos preguntamos que habría pasado si el PP no hubiera dispuesto de esa “gasolina extra”. ¿Habría conseguido la mayoría en la Comunidad de Madrid? ¿Habría conseguido ese concejal que le dio la mayoría en Torrejón? Nunca lo sabremos.

Esta campaña, larga, con unas elecciones generales de por medio, seguramente nos siga sorprendiendo, pero, por ahora, el uso de los medios municipales, del despilfarro del dinero público para conseguir votos que hace el Partido Popular en Torrejón, es un hito que, como decía al principio, no dejará indiferente a nadie, y seguramente esté generando tantas adhesiones como mayúsculos odios a aquellas personas que cada día reciben su ración de aceite de ricino en forma de foto-alcalde en su buzón.

Todo esto ya sería suficiente para esta denuncia pública en forma de nota, pero no puedo terminar sin comentar la página del Plaza Mayor en la que se habla de las cuestiones internas de los partidos de la oposición, esta vez haciendo hincapié en el PSOE y Sí Se Puede. Lo que se publica sobre estos partidos a nivel periodístico ya deja mucho que desear, pudiendo ponerse al nivel de los mejores artículos de Inda en OK Diario. La inexactitudes, la parcialidad y el sensacionalismo copan la página completa sin rubor, sin ninguna vergüenza y sin la mínima ética. Pero no es ese el mayor problema, lo realmente importante es si una revista de información municipal se debe usar para atacar a una oposición que también forma parte de la corporación y ha sido elegida democráticamente.

Dejo para otro artículo el tema del impacto ambiental que produce una revista Plaza Mayor que, además de resultar infame, genera un residuo que viaja directamente de nuestros buzones al contenedor azul.

Publicidad