Paralizan la fábrica de Amazon en la primera huelga de la empresa en España

Un 98% de seguimiento y apoyo expreso de los municipios de Coslada, San Fernando y Torrejón, mientras el gigante intentaba boicotear el paro

0
753
Los trabajadores de Amazon se ponen en huelga
Los trabajadores de Amazon se ponen en huelga

Hace tan sólo unos días Amazon se convertía en la segunda empresa cotizada en bolsa más rica tras desbancar a Google, poco tiempo después de que su fundador, Jeff Bezos, apareciese en la Lista Forbes como “el hombre más rico del mundo” , y todo apunta a que esas cifras tienen mucho que ver con la situación laboral de sus trabajadores: jornadas interminables, absoluta alienación, horas extra en fines de semana, inestabilidad total en el empleo (algunos hasta denuncian que se les despide cada semana para volver a contratarles) y presiones para que abandonen la empresa una vez dejan de ser “rentables”.

Y es que, si hay empresas que han sabido aprovechar la Reforma Laboral de Rajoy, son, precisamente, las multinacionales, las que han visto la destrucción del mercado laboral como una oportunidad de recortar gastos de producción y que han llegado a una España en crisis desde hace ya una década.

Pero parece que esos trabajadores de Amazon han dicho basta y lo demuestran convocando la primera huelga general de la empresa en España, una huelga que llega después de las que han paralizado a la multinacional en Francia, Italia y Alemania en los últimos meses.

Eso sí, desde la empresa han intentado de todo para paralizar la protesta, incluyendo presiones, obligaciones de recuperar las horas perdidas, recontratando a trabajadores despedidos en el pasado o trasladando la gestión de los pedidos hasta Francia.

Pero nada ha surtido efecto: el 98% de los trabajadores (todos, a excepción de los dirigentes) secundaba la huelga convocada por los sindicatos y lo hacían, además, consiguiendo el apoyo expreso de los plenos de Coslada, San Fernando y Torrejón a través de declaraciones institucionales.

Y la empresa mientras tanto, jugando al despiste: mientras le cuenta a la prensa que estudia subir los salarios a los trabajadores de escalas más bajas, se niega a reunirse con los sindicatos para estudiar la situación. Según denuncian, la única respuesta de la multinacional es el silencio, a pesar de la protesta.

Parece que a Amazon lo único que le importa es que el paro pase totalmente desapercibido, algo difícil al haberse convocado en días anteriores un boicot a la empresa que ya se ha dejado notar en la campaña del Día del Padre. Es más, las empresas de logística que trabajan con Amazon han comenzado a cancelar rutas.

Pero la historia viene de lejos, en concreto de diciembre de 2016, cuando caducó el convenio colectivo que regía el centro de San Fernando. Desde entonces, la empresa ha dado largas con la intención de que, al no haber negociación, entrase en vigor el convenio sectorial, algo que ocurrirá el próximo 1 de abril.

Así las cosas, los trabajadores se manifestaban ante las puertas de la empresa, desafiando al frío y a la lluvia, en una lucha en la que no estuvieron solos, ya que políticos como Alberto Rodríguez, Sol Sánchez, Ramón Espinar o Elena Sevillano, no dudaron en acercarse para mostrar su apoyo. Espinar, por ejemplo, se acercaba a la sede de San Fernando aprovechando uno de los recesos del Pleno de la Asamblea.

También los Ayuntamientos de Coslada y San Fernando abrían las puertas a los trabajadores, que se reunían con los alcaldes de ambas localidades. Torrejón, por su parte, aprobaba una declaración institucional en el Pleno Municipal de marzo, presentada de urgencia la tarde anterior por el Grupo Municipal Sí Se Puede. La propuesta, idéntica a la aprobada en el Pleno de San Fernando una semana antes, salía adelante por unanimidad.

Y ahora, a esperar a que la protesta surta efecto, ya que, si no se abre una negociación entre empresa y trabajadores, el Lunes de Pascua entrará en vigor el nuevo convenio, que supondrá recortes muy importantes tanto en derechos como en salario, no sólo para los que ahora están trabajando en el gigante tecnológico, si no, sobre todo, para los que vayan a hacerlo en un futuro.