El PP quiere adjudicar a la misma empresa el proyecto, la construcción y la gestión del nuevo gimnasio de Soto del Henares

Sí Se Puede y Ganar Torrejón piden la anulación del Estudio de Viabilidad por considerarlo “puro maquillaje” para disfrazar los 18.000 euros que ha costado el informe

0
490
Proyecto de

El PP de Torrejón parece empeñado en sacar a concurso la construcción de un nuevo gimnasio en Soto del Henares, a pesar de que el Tribunal de Contratación Pública de la Comunidad de Madrid lo haya tumbado ya en una ocasión. Así, el Gobierno Local aprobaba, en pleno verano, un Estudio de Viabilidad del proyecto que colgaba en su web y cuyo plazo de presentación de alegaciones ha estado abierto durante un mes.

Precisamente, durante este tiempo, los grupos municipales de Ganar Torrejón y Sí Se Puede Torrejón presentaban un escrito de reclamaciones en el que piden la anulación del Estudio de Viabilidad. En concreto, ambos partidos afirman que el documento es “puro maquillaje” que pretende disfrazar los más de 18.000 euros que ha costado.

Pero además, denuncian que la intención del PP torrejonero es sacar a concurso, en una misma adjudicación, la redacción del proyecto, la construcción y la gestión por cuarenta años del nuevo gimnasio de Soto del Henares, algo que, afirman, “contraviene lo estipulado en la Ley de Contratos del Sector Público”.

En un escrito de reclamaciones donde se recogen hasta catorce alegaciones generales y once de estricto carácter económico, se desgranan uno a uno los errores, inexactitudes, juicios de valor sesgados y cálculos sin fundamento que contiene el mencionado Estudio de Viabilidad elaborado por ”ADIP” (Asesores en el desarrollo de instalaciones y proyectos, S.L.). Los Grupos Políticos que han presentado sus alegaciones centran sus reclamaciones en el hecho objetivo de que el Estudio es un “documento hecho a medida para justificar una decisión previamente adoptada”.

En lugar de basarse en el Estudio de Viabilidad para elegir el tipo de instalación más necesaria, el modelo de gestión más adecuado, o la fijación del canon en función de las proyecciones económicas, todas esas decisiones están tomadas con anterioridad, por lo que este documento es “puro maquillaje” sin valor alguno, para disfrazar el precio que ha pagado el Ayuntamiento y que asciende a 18.150,00 euros

El asunto saltaba a la luz pública en el pasado Pleno de junio, donde una moción de Sí Se Puede pedía la anulación del concurso, que su gestión fuese pública, y que estuviese incluido en el Abono Deportivo Municipal del Consistorio torrejonero. Pero la propuesta del partido no salió adelante, tumbada por el voto de calidad del alcalde tras un empate entre los votos del PP y los de toda la oposición, que votó en bloque contra un proyecto que no terminaban de ver claro.

Y en cuanto al proyecto en sí, el estudio desvela muchas cosas, como que la instalación dejará unos beneficios de más de doce millones de euros para la empresa que resulte adjudicataria del nuevo gimnasio de Soto del Henares. El nuevo Spa-Fitness estaría formado por una recepción, una sala de Fitness de 700 metros cuadrados, una sala de spinning, otras dos salas para clases colectivas, una piscina, vestuarios y una zona termal, dejando abierta la posibilidad de construir una cafetería.

Según el estudio, la contratista gastará 3.375.000 euros para construir esta infraestructura, a lo que hay que sumar el canon de 1.800.000 euros que, en lugar de ser ingresado por el Ayuntamiento, se destinará a las obras de urbanización de la Parcela, una urbanización que incluye la construcción de un aparcamiento, dos rotondas y un acceso desde Soto del Henares.

Este estudio estima que el público potencial del gimnasio son unos “7.272 potenciales de cualquier edad. Sin embargo, al ser un Centro Fitness con las connotaciones que eso conlleva, clientes realmente potenciales de nuestro servicio de abono deporte serán 5.428 persona”, sobre todo al tener en cuenta que “la competencia en la zona es realmente baja, habiendo un Centro en el área de influencia primaria y otro en la secundaria”, sin que se defina en el estudio la extensión de las áreas de influencia aludidas.

La intención del gobierno torrejonero es que el gimnasio esté en funcionamiento un año después de su adjudicación, es decir en el primer trimestre de 2019, objetivo que se ve dificultado al haberse visto obligados por la sentencia del Tribunal de la Contratación Pública a reiniciar todo el procedimiento.

Además, el Estudio de Viabilidad desvela alguno de los secretos del proyecto de Ciudad Deportiva de Soto del Henares, que tiene previsto construir cinco campos de Futbol, dos de ellos infantiles; tres de Fútbol Sala, dos de Fútbol 11, ocho pistas de Pádel, un pabellón multiusos con tres canchas de Baloncesto y una de Hockey Patines; cinco pistas de Tenis, un pabellón para cinco mil espectadores, una pista de Atletismo, un campo de Hockey Hierba, cuatro canchas de Baloncesto, un campo de Fútbol para 20.000 espectadores, otro campo de Fútbol de entrenamiento; y el único recinto de Aguas Bravas de la zona centro de España, todo ello siempre y cuando se expropien los terrenos, ya que, según el estudio, el Ayuntamiento no es propietario de la mayor parte de las parcelas afectadas.

Con este expediente, lo que pretende el PP torrejonero es construir y adjudicar a una empresa la instalación deportiva más rentable de las recogidas en ese ilusorio proyecto de “ciudad deportiva”. Eso sí, toda la rentabilidad será para la empresa adjudicataria, ya que el ayuntamiento no ingresará ni un euro en esta operación a cuarenta años. Además, con este modelo de negocio, se excluye a todas las personas usuarias del Abono Deportivo Municipal, al no estar incluida en su ámbito.