El PP de Torrejón anula el contrato de la Pirámide Magica

Al no poder acreditar la exclusividad alegada en su momento.

0
615
Pirámide Torrejón de Ardoz Navidad 2016

Estas navidades la Pirámide Mágica de Mariano Light no visitará Torrejón, pues el Gobierno Local decidía hace unos días anular el contrato firmado con la empresa italiana tan sólo un año después de firmarlo. El motivo aducido no es otro que “ofrecer un espectáculo de luz y sonido distinto cada año”, pero la suspensión del contrato se producía a los pocos días de que la oposición pidiese en Pleno los documentos que acreditasen la exclusividad alegada para no sacar el contrato a concurso público.

Así, termina un polémico proceso que convirtió a Torrejón en el hazmerreír de buena parte del país, con alusiones críticas en los programas de La Sexta, Zapeando y El Intermedio, críticas que llegaron a colocar a la pirámide torrejonera primera en el ránking de las iluminaciones más caras de España, por delante incluso de las de Madrid y Barcelona.

Pero la historia de la pirámide comenzaba antes, en concreto en pleno mes de septiembre, cuando se firmaba un contrato con la empresa Mariano Light por la que su Space Pyramid inspirada en el mundo de Stargate y ganadora del Festival de las Luces de Scorrano en 2014, se convertiría en la principal atracción de la localidad durante tres navidades.

Precisamente, ese contrato -que exigía que la pirámide se instalase en la primera quincena de octubre- provocaba un cambio que generaba polémica entre los vecinos: el traslado de las Fiestas Patronales a la primera semana de octubre, en lugar de a la segunda, como corresponde al día de la Virgen del Rosario, que se celebra el 7 de octubre.
Pero la instalación tenía otros requisitos, como un montaje y desmontaje valorado en unos 50.000 euros que sumar a los 170.000 euros que costaba la instalación en sí, un precio del que quedaban excluidos conceptos como las dietas para los trabajadores, los andamios necesarios y otros gastos, que corrían a cargo del Consistorio.

En total, unos 225.000 euros por año que obligaban al Gobierno Local a sacarse un as de la manga para evitar las críticas de los vecinos: una Ordenanza de Patrocinios que, según la oposición, es totalmente opaca. En medio de la polémica por el coste de la instalación, el Partido Popular torrejonero se desmarcaba anunciando que la pirámide sería sufragada por otro proyecto en el aire: el centro comercial Open Sky que planean levantar en el Polígono Casablanca, y que aportaría 100.000 euros en cada una de las tres anualidades.

Ya durante las navidades, las críticas continuaron, pues buena parte de la Zona Centro sufrió cortes de luz para poder alimentar el “monstruo” que ocupaba la Plaza Mayor, un monstruo, por cierto, que recibió visitas estelares, como las de la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, o la de María Teresa Campos y su hija Terelu, que ejercieron de “madrinas” de la pirámide.
Y mientras, el Gobierno Local bregaba con las críticas, la oposición montaba en cólera por el oscurantismo de la operación, pues, a pesar de suponer un gasto comprometido de más de 600.000 euros, el Gobierno popular no sacó a concurso público el contrato alegando una cláusula de exclusividad. Desde entonces, el Gobierno de Torrejón estuvo dando largas a la oposición para no entregar ese contrato de exclusividad hasta que, tras una pregunta formulada en el Pleno de junio, no tenían más remedio que contar la verdad: la empresa no puede aportar ningún contrato de exclusividad, porque hay muchas otras empresas que realizan espectáculos similares, incluyendo la que tiene la contrata de las luces navideñas en la localidad.